Publicidad

El sector europeo Personal goods pisa fuerte

El sector europeo personal goods lleva desde mayo del 2013 bajo el peso de la resistencia que se dibujó en el máximo que se generó ese año y que define la zona de máximos históricos. A lo largo de todo este tiempo ha realizado 2 intentos de fuga que se han frustrado en ambos casos. En el último de los intentos se había dado incluso la señal de Atlas que finalmente, como podemos ver en el gráfico no llegó a cuajar.

Análisis técnico del sector personal goods  a 04 de febrero de 2015

Desde que comenzó la inestabilidad en el sector se han dibujado sendas divergencias bajista que no han hecho más que debilitarlo en estos casi dos años. Aún así, finalmente, consiguió superar esta importante barrera que le impedía el paso a la subida libre, tal como podemos ver en el gráfico mensual. Lo ha logrado a la vez que rompía la divergencias bajistas de la que hemos hablado anteriormente, lo que de confiere mayor fortaleza. Esta fortaleza la vemos reflejada en el RSc Mansfield que en las dos últimas semana parece que se ha debilitado un poco.

Análisis técnico del sector personal goods  mensual a 04 de febrero de 2015

Por tanto, en Europa podríamos buscar oportunidades en este sector siempre que pertenezcan a los mercados alemán y francés, que son los que parece que están abandonando la lateralidad que les persiguió durante estos últimos 6 meses.

Publicidad

3 responses to “El sector europeo Personal goods pisa fuerte

  1. Hola, cómo puedo comprarme los sectores europeos entre si, para saber cual es màs fuerte?
    Y como comparar una acción con su índice para saber el comportamiento relativo?
    Saludos
    Luis

    1. Hola Luis,

      para comparar sectores entre sí se puede hacer programando un screener, por ejemplo en Prorealtime.
      Y para comparar una acción con su índice para ver cual es su comportamiento, puedes programar el RSc Mansfield con el índice en cuestión en lugar de con el S&P500 que es el índice con el se suele comparar.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *