Publicidad

Esto sí que es manipulación

Uno de nuestros lectores, nos comentó el otro día un valor “hiperespeculado a la baja”, Quabit, en el que nunca nos habíamos fijado y que llama poderosamente la atención, especialmente como documento didáctico para mostrar cómo se produce la especulación en un valor.

En primer lugar, si vemos el gráfico mensual, se ve claramente la brutal caída que ha tenido el valor desde inicios de 2007, donde cotizaba a 75€. Hoy, poco más de 5 años después, cotiza en los 0,0540€, es decir, se ha dejado nada más y nada menos que un 99,93%. Tan fuerte ha sido la caída, que incluso la barrera de 1€ de la que tantas veces hemos hablado (Artículo “Errores típicos al invertir en Bolsa: Una acción por debajo de 1€ es un chollo”)ya ha quedado muy lejos, allá por septiembre de 2008. Si nos fijamos en la gráfica del volumen, vemos cómo parece que ha empezado a entrar mucho dinero a partir de 2011, pero ¿para qué? Obviamente para levantar el valor para luego volverlo a tirar mucho más abajo.

Esta manipulación de las manos fuertes la podemos ver con mucho más detalle en el gráfico semanal. Hemos dibujado la directriz bajista R1 dibujada desde 2009 hasta la actualidad, y si observamos el volumen negociado en los cuatro movimientos alcistas hacia la misma nos damos cuenta de que ha sido en los cuatro casos desmesuradamente alto, y así nos lo indica claramente el indicador VPM de Blai5. Si os fijáis, justamente al alcanzar la directriz R1 el precio vuelve a precipitarse con fuerza, con un montón de pequeños inversores atrapados en posiciones largas, pensando que había sido una buena oportunidad de compra por ser el precio tan bajo.

Por otro lado, si nos fijamos en el soporte S1 trazado por los mínimos de enero de 2011, vemos que se respetó hasta marzo de 2012, pero una vez roto, el análisis técnico funcionó a la perfección, y dicho soporte pasó a funcionar como resistencia (R2), que es donde se ha parado a principios de 2012 con un brutal aumento de volumen.

Por la parte de abajo tenemos un doble suelo (S2) que debería evitar que el valor se precipitara aún más, aunque visto lo visto nunca se sabe. Y es que, como ya explicamos en su momento, eso de que todo lo que baja termina por subir es bastante peligroso como valoración a la hora de invertir (Artículo “Errores típicos al invertir en Bolsa: Todo lo que baja termina por subir”).

Así que mucho cuidado con valores que suelen tener poca liquidez y no perder de vista el rastro de las manos fuertes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *