Publicidad

Errores típicos al invertir en Bolsa: Confundir los tipos de órdenes

Hay mucha gente que piensa que para comprar acciones simplemente le tiene que decir a su broker que quiere comprar acciones a tal precio, pero la realidad no es tan simple, y en ocasiones puede traer problemas.
Existen diferentes tipos de órdenes a la hora de lanzar una operación, y entre ellas las más típicas son las órdenes limitadas, órdenes al mercado y órdenes por lo mejor.

Dependiendo de nuestras necesidades a la hora de entrar o salir de una posición, usaremos una u otra.

Por ejemplo, si queremos que la operación sea ejecutada exactamente al valor que hemos determinado, habrá que utilizar una orden limitada. El problema que tiene este tipo de órdenes es que puede ser que no sea ejecutada y sea saltada. Vamos a explicarnos un poco: si nosotros tenemos una operación de stop de venta en 10,50€, el valor actual de la acción está en 10,60€, y de repente la acción empieza a bajar, pero resulta que no hay negociación a 10,50€, sino que pasa a 10,40€, y de ahí para abajo. En este caso el valor ha caído y el stop no nos ha sacado del valor, por tener una orden limitada a 10,50€.

Este es el principal problema de este tipo de operaciones, van bastante bien en valores muy líquidos y con horquillas de negociación reducidas. También van muy bien el el mercado de futuros.

Si tenemos una situación en la que tenemos una cantidad de dinero invertida en acciones, y necesitamos salir a toda costa porque necesitamos liquidez, necesitamos meter una orden al mercado, que nos garantiza que nos va a vender las acciones, siempre y cuando haya el volumen suficiente. Lo que va a pasar es que no tenemos garantizado el precio de salida, y puede ser menor que el que queríamos, e incluso se pueden vender algunas acciones a un precio y otras a otro. Al menos nos garantiza que vamos a liquidar posiciones.

Por último tenemos las órdenes por lo mejor, pero éstas tampoco nos garantizan la operación al completo, y nos pueden quedar acciones sin liquidar.

Así que mucho ojo a la hora de introducir una orden de compra o venta: hay que tener muy claro el tipo de operación que nos interesa si no queremos sufrir un disgusto.

 

Seguiremos en el próximo capítulo con más errores típicos …

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *