Publicidad

Debilidad en BBVA

Tras alcanzar los 7,73€ en el mes de enero, BBVA hizo un primer recorte para volver a atacar ese mismo nivel, pero ya el volumen no auguraba fortaleza como para romper este nivel, tal como explicamos en su momento en el artículo anterior (“BBVA quiere pero no puede…”), y el precio ha caído y sigue haciéndolo hasta los niveles actuales.

Ahora mismo el nivel de soporte clave está en la zona de 6,47, correspondiente a los máximos de septiembre y octubre de 2012 que marcaba el nivel de consolidación del cambio de tendencia y que ahora está funcionando como soporte, al menos así ha sido en el día de hoy y en las dos semanas anteriores.

Análisis técnico de BBVA en gráfico semanal a 8 de abril de 2013

Sigue por tanto vigente la directriz bajista del gráfico mensual. Además, hablamos de debilidad clara porque además de que el precio ha caído desde 7,73 hasta 6,50 en las últimas semanas, el precio cortó hace dos semanas la media ponderada de 30 de forma descendente y con una gran vela, y la vela de la semana pasada se ha movido en la misma zona de cierre que la anterior. La media ponderada de 30 ya se ha girado negativa, el RSc Mansfield está cortando descendente al eje cero, etc, etc.

Y el problema, ¿es con el BBVA o es con el sector en general?

Si vemos el sectorial bancario europeo en gráfico mensual (lo mismo en gráfico semanal) está claro que no ha terminado la fuerte tendencia bajista, por lo que el sector todavía no se ha dado la vuelta, lo que haría aumentar enormemente el riesgo de comprar acciones de entidades financieras, al menos en el continente europeo.

Análisis técnico del sectorial bancario europeo a 8 de abril de 2013

Históricamente hay una gran cantidad de gente que le gusta invertir en BBVA o Santander cuando los precios de cotización son bajos, como ocurre en estos momentos y en los meses anteriores más todavía, con la idea de que no tienen prisa mantenerlas puesto que suponen que tarde o temprano terminarán por recuperar. Esto nos plantea dos problemas: por un lado no todo lo que baja tiene por qué recuperarse, y hay ejemplos que ponen esto de manifiesto, y por otro lado el elevado coste de oportunidad.

¿Qué es el coste de oportunidad?

El coste de oportunidad es el coste que sufrimos por tener un dinero en nuestra cartera paralizado, sin poder moverlo, sin obtener ninguna rentabilidad e incluso pérdidas, mientras podíamos estar ganando rentabilidad si hubiésemos elegido un valor más adecuado para invertir y conseguir esa rentabilidad en un período de tiempo mucho más corto. Este tipo de coste muy poca gente lo tiene en cuenta.

Si queréis ver ejemplos de lo que supone el coste de oportunidad podéis consultar el artículo: “Errores típicos al invertir en Bolsa: A largo plazo siempre se gana”.

Así que nuestra recomendación es mantenerse alejados de los bancos hasta que veamos señales de vuelta claras.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *